martes, 28 de agosto de 2018

7 "bloopers" que usted debe evitar en sus presentaciones orales





- Blooper #1: no decirnos por qué deberíamos escucharlo


Nunca asuma que sólo porque tiene un auditorio estamos obligados a escucharlo. Es posible que usted nos caiga bien (probablemente esa sea la razón por la que estamos aquí, para empezar) pero nunca saque ventaja de la confianza que tenemos en usted. 

No nos haga trabajar demás, obligándonos a pensar por qué su presentación es relevante para nosotros. 

No nos importa su experiencia, a menos que esa experiencia nos enseñe algo que podamos usar para nuestro propio beneficio. 

Por lo tanto, aquí va un consejo: si usted quiere compartir sus experiencias, hágalo. Pero siempre incluya un mensaje, algo que pueda sernos útil a nosotros, su querido público.

- Blooper #2: ignorarnos durante su presentación


Nos aburrimos rápidamente. Punto. Si usted sigue hablando acerca de usted, usted y usted, apagamos la radio. Queremos ser parte de su discurso. Haga que nos involucremos. Puede ser tan simple como hacernos una pregunta. Nos da la posibilidad de escucharnos hablar. Puede ser tan sencillo como jugar un pequeño juego con nosotros. 

¡Por favor, entreténganos! Haga que lo amemos. Si usted ignora nuestras necesidades, nosotros haremos lo mismo con usted. Por suerte usted nos deja hacer una pregunta cada tanto. ¡Algo es algo!

- Blooper #3: pasarse del tiempo establecido


No importa lo bueno que usted sea, nunca se pase del tiempo establecido para la presentación. Salvo que le hayamos pagado miles de pesos para que nos enseñe sus secretos para ganar millones. Si usted quiere que su público lo quiera, termine antes de lo esperado. 

Respete el tiempo de su público. Lo hace especial, debido a que la mayoría de los oradores no observan esta regla. Y la próxima vez que usted brinde una presentación, volveremos a estar allí para escucharlo.

- Blooper #4: escribir con errores sus diapositivas


Imagine que usted está sentado en una presentación de negocios formal con una diapositiva en la presentación como esta:

En la industria de juegos¦?Microfsoft? Generó un ingreso annual de $1.000000 de dolars. Tamanio actual del mercado: 30 millones de persona.

Usted ya capta la idea. Cuando usted escribe sus diapositivas con errores, transmite a su audiencia una imagen de alguien poco cuidadoso. Le sugiero que sea riguroso en la corrección del texto de sus diapositivas.

- Blooper #5: mala pronunciación de palabras


Me altero cuando un orador pronuncia mal una palabra cada vez que la usa, sin el más mínimo signo de arrepentimiento. Imagine estar sentado en una presentación de ventas en la cual el equipo de presentadores muestra un producto que se llama Morange. Durante la presentación de veinte minutos, los presentadores pronuncian el nombre del producto de 5 maneras diferentes. "¿Mu-range? ¿Ma-range? ¿Ma-rangei? ¿Mo-rang?"

Parte de la culpa es de la empresa por llamar así al producto, pero no ayuda a la imagen de la compañía que cada presentador pronuncie la palabra de manera diferente.

- Blooper #6: salirse del libreto


Yo personalmente prefiero no usar un guión. Pero a veces es necesario tener un libreto. Sin embargo, con mucha frecuencia los presentadores descansan demasiado en el libreto. Usted los ve incluso leerlo. 

Aquí va una regla dorada: nunca hable cuando sus ojos están posados en su guión

En el caso que usted cuente con unas notas de orador, siga este proceso de tres pasos: mire, haga una pausa, hable.

Primero, mire brevemente sus notas. Memorice algunas palabras. Despeje su mente y luego haga una pausa de un segundo. Cuando ya esté listo, diga lo que recuerde con sus propias palabras. La pausa es muy importante. 

Este proceso de tres pasos puede parecer medio extraño, pero en realidad, la pausa hace que su "discurso" tenga un tono más conversacional. También ayuda a crear un poco de "suspenso", lo cual ayuda a profundizar el impacto.

- Blooper #7: empezar mal


Puede que sea algo personal, pero me disgusta cuando un orador empieza su presentación con un "Eh...bueno...yo..."Suena a "no estoy preparado para esta presentación debido a alguna excusa débil". 

Brindar excusas acerca de por qué usted no va a hacer un buen trabajo difícilmente le ganará el favor de su audiencia. Por el contrario, les hará creer que usted va a hacerles perder el tiempo.

Como se suele decir, usted no tendrá una segunda oportunidad para dar una buena primera impresión. Por lo tanto use bien sus primeros 30 segundos para impresionar a su audiencia. Una forma de hacerlo es contar una historia personal y relacionarla con el mensaje de su presentación. Otra idea es comenzar con algo "visual" que divierta o intrigue a su audiencia. O comience con una frase provocadora o con una estadística impactante. Todo esto va a crear un ambiente favorable en su audiencia. Y es por lejos superior a los saludos formales o, peor aún, las disculpas.