jueves, 6 de diciembre de 2018

El factor confianza




¿Alguna vez le compró algo a un vendedor en el cual usted no confiaba? Probablemente no.

En las ventas, la confianza es un asunto fundamental. No importa lo que usted venda, ni a quién le venda. No hay diferencia si su cliente es una empresa o un consumidor individual. La confianza está en la base de cada venta.

Surge la pregunta: ¿cómo se gana la confianza del comprador? A continuación hay tres ideas:

1. Haga lo que usted dijo que iba a hacer, y cuando dijo que lo iba a hacer. Muchos vendedores se olvidan de esta cuestión básica. Si usted asume un compromiso frente a un cliente, cumpla con ese compromiso. Si usted dijo que iba a hacer algo, hágalo.

2. Sea puntual. Por más que usted tenga una relación de muchos años con un cliente, llegue a las reuniones con él a horario. Si por alguna razón imprevista usted va a demorarse, llámelo. Sus clientes son personas ocupadas. Respete el tiempo de ellos, y haga que lo noten.

3. Sea "usted mismo". Actúe antes sus clientes de modo natural. No "actúe" frente a ellos.

Parece sencillo. Sin embargo le puedo garantizar que muchos de sus competidores no lo hacen sistemáticamente. Esto le da a usted una ventaja competitiva, siempre y cuando usted lo haga.

Contenido relacionado:
10 características de los vendedores exitosos
¿Qué tan importante es la confianza en la venta?
5 formas de mejorar su credibilidad como vendedor

Taller de Capacitación
“¡CIERRE LA VENTA!”
Última edición de 2018.
Viernes 14 de diciembre. En Córdoba, Argentina.

martes, 4 de diciembre de 2018

5 ideas para mejorar el servicio al cliente





#1. Enseñe a sus empleados a responder el teléfono con una sonrisa en la cara. Los expertos en atención telefónica dicen que los clientes "escuchan" las sonrisas en las voces de las personas que los atienden.

#2. Contrate gente a la que le guste tratar con la gente.



Taller de Capacitación
“¡CIERRE LA VENTA!”
Última edición de 2018.
Viernes 14 de diciembre. En Córdoba, Argentina.
#3. Exija a sus empleados que hablen lo suficientemente claro y despacio como para que se los entienda, especialmente cuando hablan por teléfono. Nada irrita más a los clientes que hablar con empleados impacientes, irritados, o indiferentes. #4. Asegúrese de que sus empleados tienen un amplio conocimiento de sus productos y servicios, de modo que puedan responder a las preguntas de los clientes. #5. Brinde a los empleados las herramientas necesarias para satisfacer las necesidades de sus clientes.

Contenido relacionado:

lunes, 3 de diciembre de 2018

Escuchar gana ventas




Existen libros, artículos y cursos para aprender a escuchar. Todo ello es una valiosa ayuda, pero lo que enseñan puede ser resumido en una habilidad clave. Su dominio de esa habilidad, por medio de la disciplina y la práctica, es todo lo que usted necesita para transformarse en un excelente "escucha", con todo lo que ello implica.

La mejor habilidad de escucha es la escucha activa. Asienta con la cabeza, mire a su interlocutor en forma directa, enfoque su atención en la cara, la boca y los ojos de su interlocutor.



Taller de Capacitación
“¡CIERRE LA VENTA!”

Última edición de 2018.
Viernes 14 de diciembre. En Córdoba, Argentina.







Escuche sin interrumpir. Escuche como si su vida dependiera de cada palabra que dice el cliente. Escuche como si el cliente le estuviera por decir el número ganador de la lotería, y usted tuviera una sola oportunidad de escucharlo. Escuche como si fuera un cliente que está a punto de hacerle un pedido por un millón de pesos. Escuche como si no hubiera ninguna otra persona en el mundo a quien usted quisiera escuchar.

La habilidad de prestar atención en forma cercana e ininterrumpida a una persona cuando está hablando es la principal habilidad de escucha. Es la capacidad más difícil de desarrollar, y al mismo tiempo la más importante. Requiere disciplina y una práctica continua. Y no es fácil. Es difícil evitar que sus pensamientos "vuelen", pero si lo hace, los beneficios son extraordinarios.

Acá hay dos cosas que usted puede hacer para poner en acción estas ideas inmediatamente:

Primero, imagine que su cliente es la persona más fascinante del mundo. Esté pendiente de cada palabra, como si de ello dependiera un pedido de un millón de pesos.

Segundo, asienta en silencio cuando el cliente habla. Sonría, muestre su acuerdo y esté activo e involucrado. Escuchar construye relaciones. 

Contenido relacionado:
Haga una pausa y escuche al cliente
Aprenda a escuchar
Brinde atención completa