miércoles, 16 de septiembre de 2020

3 barreras mentales para administrar bien su tiempo

 Todo el mundo está de acuerdo con que una excelente administración del tiempo es una habilidad deseable. Entonces, ¿por qué es que tan poca gente puede ser descrita como "bien organizada, eficiente y efectiva"? A lo largo de los años he descubierto que muchas personas tienen ideas sobre la administración del tiempo que no son correctas. Así de simple. El problema es que si usted cree que algo es correcto, eso pasa a ser correcto para usted.

Sus creencias causan que usted se vea a sí mismo y al mundo, y su relación con el manejo del tiempo, en una forma determinada. Si usted tiene creencias negativas en algún área, esas creencias afectarán sus pensamientos y sus acciones, y eventualmente se transformarán en su realidad. Usted es lo que piensa.

Barrera 1: preocupaciones acerca de la organización.

El primer mito de la administración del tiempo es que si usted es demasiado organizado, usted se vuelve frío, calculador y sin emociones. Algunas personas sienten que van a perder su libertad y su espontaneidad si son extremadamente efectivos y eficientes.

Mucha gente se esconde detrás de esta idea falsa, y la utiliza como una excusa para no ser disciplinados como ellos saben que deberían ser. La verdad es que las personas que son desorganizadas no son espontáneas; simplemente son confusos, y aveces frenéticos. La clave es estructurar y organizar todo lo posible; pensar con antelación; planificar para las contingencias inesperadas; prepararse a conciencia y enfocarse en resultados específicos. Solamente cuando la situación se haya modificado y usted sienta que tiene el control, podrá ser espontáneo y relajado

Cuanto más organizado esté en los factores que se encuentran bajo su control, mayor libertad y flexibilidad tendrá usted para producir los cambios donde son necesarios.

Barrera 2: programación mental negativa.

La segunda barrera mental para desarrollar excelentes habilidades en la administración del tiempo es la programación negativa, que en muchos casos viene de sus padres, pero también de otras personas que han influido sobre usted a medida que iba creciendo.

Si cuando era joven le han dicho que es una persona desorganizada, o que siempre está atrasado, o que usted nunca termina con lo que empieza, es muy probable que, como adulto, usted esté operando todavía inconscientemente para obedecer esas "órdenes".

Las habilidades de administración del tiempo y de eficiencia personal son disciplinas que nosotros aprendemos y desarrollamos con la práctica y la repetición. Si hemos desarrollado malos hábitos para administrar el tiempo, es posible "desaprenderlos". Y con el tiempo podremos reemplazarlos por buenos hábitos.

Barrera 3: creencias auto limitantes.

La tercera barrera mental para desarrollar buenas habilidades para la administración del tiempo es un concepto negativo de sí mismo, o lo que se denominan "creencias auto limitantes". Muchas personas están convencidas que no poseen la capacidad para ser buenos en el manejo de su tiempo. Frecuentemente creen que es un factor innato que es parte de su herencia genética. Pero no existen genes o cromosomas que determinen una buena o mala administración del tiempo. La verdad es que sus propios comportamientos personales están mayormente bajo su propio control.

Para terminar, le propongo un ejercicio: imagine que alguien le ofrece un millón de pesos para que maneje su tiempo de manera excelente en los próximos treinta días. Imagine que un experto en productividad personal y eficiencia va andar detrás de usted con una cámara de video durante un mes. Al cumplirse los treinta días, si usted ha usado su tiempo eficientemente y ha trabajado sobre sus prioridades todos los días, usted recibirá un premio de un millón de pesos. ¿Haría la prueba de ser eficiente en los próximos treinta días?



Curso On Line CÓMO ORGANIZAR MEJOR SU TIEMPO

Para ver los detalles: https://bit.ly/33ziqyz

Contenido relacionado:

La curva de la eficiencia

28 ideas simples para mejorar su productividad personal

La Ley de Pareto: cómo la regla del 80/20 puede ayudarle a ser más productivo


No hay comentarios: